El CASCANUECES

El Ballet Nacional de Ecuador y la Casa de la Cultura Ecuatoriana invitan a disfrutar la Navidad con la magia de El Cascanueces, un clásico fantástico para vivir en familia.

Basada en “El cuento del Cascanueces”, de Alejandro Dumas, el célebre compositor Piotr Illich Tchaikovski adaptó la obra al ballet junto a los coreógrafos Marius Petipa y Lev Ivanov.

La historia comienza un 24 de diciembre en casa del honorable señor Stahlbaum, médico del pueblo, donde los niños Clara y Fritz esperan con ansias la hora de abrir sus regalos bajo el árbol de navidad, al tiempo en que sus padres reciben a los invitados a su fiesta navideña a la que asisten las familias más respetables de la ciudad, además del excéntrico padrino de Clara, el señor  Drosselmeyer.

Drosselmeyer, quien conoce el arte de la magia y la mecánica,  tiene el don de divertir a los niños con un teatrino en el que presenta sus muñecos de tamaño natural: Pierrot, Colombina y el Moro, a los que hace bailar.

Drosselmeyer entrega a la pequeña Clara un muñeco Cascanueces en forma de soldadito de madera. Ella queda encantada y juega con su hermano Fritz hasta que este la sorprende, le quita el muñeco y lo parte en dos. La pequeña niña se entristece pero el mago realiza un encantamiento y repara al muñeco.

Terminada la fiesta todos van a descansar. Clara y Fritz duermen apaciblemente y sueñan que el salón de su casa está lleno de ratones gigantes que buscan apoderarse del Cascanueces.

Drosselmeyer, aparece y recupera el muñeco para ellos; con un acto de magia desaparece el mobiliario de la casa, vuelve gigantesco al árbol de navidad y convierte a tamaño humano al soldado Cascanueces y los soldados del pequeño Fritz.

Comienza la batalla entre ratones y soldados. El Cascanueces es herido por el rey de los ratones, Clarita le ayuda a ganar la batalla lanzando una de sus zapatillas al gigantesco roedor que cae al suelo y es finalmente derrotado.

Al final, el salón se convierte en un bosque invernal donde Clara y el Cascanueces continúan su viaje, se despiden del Reino de las Nieves y siguen su camino hasta llegar al Reino de los Dulces donde el Hada de Azúcar ha preparado un agasajo en su honor.

La niña mira encantada los bailes del café de Arabia, del té de la China, de los Mirlitones, de los chocolates de España y de los caramelos de Rusia. El Hada de Azúcar y su Príncipe terminan la fiesta con una maravillosa danza, y todos despiden a Clarita, quien vuelve a la realidad y se da cuenta que todo ha sido un precioso sueño.

La presentación de esta obra fantástica será el 18, 19 y 20 de diciembre a las 19:30 en el teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Puedes obtener tus invitaciones completamente gratis en nuestras oficinas ubicadas en Manuel Abascal N40-63 y Gaspar de Villarroel, o a través de nuestra página en la pestaña de contacto. 

No te la pierdas.

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.